Watches-Zone en redes sociales

El Isaac Peral del Maestro Pedro Izquierdo: El review.

 

INTRODUCCIÓN

 

Me es muy grato y me llena de orgullo poder presentaros mi nuevo, pongo mayúsculas, ISAAC PERAL DEL MAESTRO RELOJERO PEDRO IZQUIERDO.

Hasta el momento no se había realizado un Review en profundidad sobre esta pieza. Espero que a través de la lectura de éste se os despejen si tenéis alguna duda y en cualquier caso sirva para conocer mejor este gran reloj homenaje.

Obviamente desde que salió el Diver´s Isaac Peral al mercado me quedé con las ganas de uno ... y dado que el precio no me era alcanzable, (lo que no implica que sea caro), he permanecido al acecho ... hasta ahora ...

 

Sirva este Review que he realizado con especial mimo, como tributo al mencionado Maestro Relojero y a Nuestro Insigne Inventor.

 

ALGUNAS NOTAS HISTÓRICAS DEL SUBMARINO Y SU CREADOR:

 

 “Se enfrentó a todas las adversidades posibles”

 

Ese sería el subtítulo que mejor calificaría a mi modo de ver la vida de nuestro insigne inventor y la de su submarino.

 

Isaac Peral y Caballero nació en la Región de Murcia, en el callejón de Zorrilla de la ciudad Cartagena, España, 1 de junio de 1851 - Berlín, Alemania el 22 de mayo de 1895) fue científico, marino y militar, teniente de navío de la Armada e inventor del primer submarino torpedero propulsado eléctricamente que revolucionó la navegación subacuática, conocido como el submarino Peral.

 

Hijo de Juan Manuel Peral y Torres e Isabel Caballero. Tuvo dos hermanos, alistados también en la Armada: Pedro (1849-1897), capitán de fragata; y Manuel (1862-1900), al mando del cañonero Leite durante la batalla de Cavite de 1898, y al que se formó consejo de guerra tras entregarse a los estadounidenses sin presentar combate, falleciendo unos años más tarde con el grado de teniente de navío.

 

Como su padre siempre estaba destinado en algún punto de los territorios españoles, su madre Isabel tuvo que ingeniárselas, y como los salarios no daban para mucho, envió el 9 de enero de 1860 una solicitud a la reina Isabel II, la cual concedió al joven Isaac, de tan solo ocho años, el título de aspirante de Marina y el derecho a utilizar el uniforme de la corporación, con el compromiso de ingresar en la Escuela Naval en cuanto alcanzara la edad pertinente.

 

El 1 de julio de 1865 pasó el examen de acceso al Colegio Naval Militar de San Fernando, Cádiz, por lo que ingresó muy joven con sólo 14 años, donde comenzó sus estudios, aplicándose por entero a la aritmética de Serret, la geometría de Rouché y Comberousse y al álgebra de Briot.

En diciembre de 1866, realizando un primer viaje a Filipinas.

Por su gran facilidad para aprender estas materias, el 26 de diciembre de 1866 se le dio el grado de guardiamarina de segunda clase, y de hecho sus compañeros llegaron a apodarlo «el profundo Isaac». Aparte de las mencionadas materias, se empapó de otras materias más propias de la náutica, como la construcción naval, maniobra, pilotaje, astronomía, historia naval, historia de España, mecánica, física y máquinas de vapor.

 

De regreso a la Península embarcó en las Fragatas Victoria y Numancia, a bordo de la cual iría más tarde a Italia, para la venida de Amadeo I. Ascendió a Alférez de Navío en 1872, siendo destinado a Cuba, donde tomó parte en numerosos combates, ganando distintas condecoraciones.

 

En 1874 regresó a España participando en 1875 en la Guerra Carlista, en operaciones en el mar Cantábrico. Más tarde fue nombrado profesor de Guardias Marinas. Contrajo matrimonio en 1876 con doña María del Carmen Cencio, hija Antonio Cencio, médico de la Armada, y de cuyo matrimonio nacerían nueve hijos, cuatro de los cuales fallecen de pequeños.

 

En 1877 pasó al observatorio de San Fernando para realizar el Curso de Estudios Superiores durante cuatro años. Aquí aprendió electricidad de José Luis Diez, que hizo la instalación eléctrica del arsenal militar La Carraca, Cádiz.

 

Recibió clases de Matemáticas, Geografía, Física, Ingeniería Naval y Electricidad. Apenas unos años antes algunos físicos definían la electricidad como “un fluido desconocido que quemaba y no podía ser ponderado”.

 

En 1880 ascendió a Teniente de Navío de 2ª clase, volviendo al servicio el 1 de enero de 1881 ocupando diversos destinos en Cádiz, Cartagena y nuevamente en Filipinas. Allí fue miembro de la comisión hidrográfica. En estas islas un barbero le cortó una pequeña verruga de la sien izquierda, produciéndole una herida insignificante, a la que no dio ninguna importancia y que a la larga sería origen del cáncer que le produjo la muerte.

 

Algún tiempo después y encontrándose gravemente enfermo regresó a España el 8 de diciembre de 1882, siendo destinado al observatorio de San Fernando como profesor de Física y Química, e Idioma alemán en la cátedra de Física Matemática de la Escuela de Ampliación de estudios de la armada. Hasta aquí había prestado servicio en 32 buques diferentes, embarcado durante 16 años con sus 1.318 días de mar.

 

En 1882 fue nombrado profesor de física matemática en la Escuela de Ampliación de Estudios de la Armada. En 1885 puso en conocimiento de la Marina su proyecto de navegación submarina.

 

Con mucho esfuerzo, e intentando reunir los apoyos suficientes, dado que las desconfianzas eran muchas, parece que se empezaba a gestar algo, como el Dr. en Historia Agustín R. Rodríguez González nos narra en su libro que cito más abajo:

 

Tenemos así reunido un plantel de amigos y compañeros de Peral que parece presagiar algo: un técnico en electricidad reconocido fuera de nuestras fronteras, un ingeniero naval y un técnico en torpedos. Toda la información y opiniones que intercambiaran en sus conversaciones formaban un conjunto científico de la mayor altura que bien pudiera dar lugar a una realización concreta.

 

Faltaba la idea, y ésta ya andaba en la cabeza de Peral antes de la reunión de los tres amigos, aunque no hubiera salido de las especulaciones personales y no lo confiara a nadie.

 

En efecto, el 20 de septiembre de 1884, cuando apenas han transcurrido dos años desde su vuelta de Manila, Peral redacta en una cuartilla unas notas que marcan el inicio de una obra trascendental:

 

Proyecto de Torpedo submarino: forma del torpedo, la del Torpedo Whitehead, motor Brotherhead de tres cilindros, movido por un gas fuertemente comprimido y licuado por medio del aparato de Raoul y Pietet, lo cual permitirá reducir mucho su volumen y que sea tan volátil (como el hidrógeno) que baste abrir la válvula del cuello para que su fuerza expansivo dé la necesaria para hacer funcionar el motor, el torpedo estará tripulado por dos hombres, que respirarán a favor de un depósito de oxígeno fuertemente comprimido que dejará escapar el necesario para respirar dos hombres, no pienso por ahora en el azoe (nitrógeno) pues no lo creo indispensable en la atmósfera respirable para la vida del hombre, el ácido carbónico y vapor de agua expelido por ellos se extraerá por medio de bombas movidas también por el motor. El torpedo tendrá dos cámaras de inundar para sumergirse a voluntad a la profundidad que se quiera, y cuando quiera hacer flotar se expelerá el agua de dichas cámaras a favor de la fuerza expansivo del gas comprimido, sin seguir pensando en más detalles que ya no podrán ser insuperables, el problema queda reducido a ver si se puede obtener por medio de los gases fuerza y oxígeno como para dos o tres horas, y si esto es posible, como creo, el problema está resuelto, y es de la mayor importancia, desde ahora me propongo estudiarlo.

 

Como vemos, y desde esta primera idea, el submarino se concibió como arma de guerra, cosa hasta cierto punto lógica dada la profesión e intereses del inventor.

 

Extraído del libro Isaac Peral, Historia de una Frustración, Rodríguez González, Agustín Ramón, Grafite Ediciones 2007, Cap.: EL NACIMIENTO DEL SUBMARINO pps. 88-89 el cual recomiendo su lectura a todo amante de la historia naval española o simplemente entusiasta de esta pieza o de los submarinos.

 

En 1885 presentó el proyecto de torpedero sumergible a sus superiores del observatorio, los ilustres matemáticos Cecilio Pujazón y Juan Viniegra, proyecto en el que llevaba años trabajando en secreto en su domicilio particular de la calle Juan de Mariana 3, de Cádiz, y que el conflicto de las Islas Carolinas, reivindicadas por Alemania, le hizo revelar, poniéndolo al servicio de la armada.

 

El Ministro de  Marina, vicealmirante Manuel de la Pezuela y Lobo le hizo acudir a Madrid, donde expuso su proyecto ante una comisión técnica, recibiendo un informe favorable y siendo autorizada la construcción del aparato de profundidades. Autorizado el primer presupuesto 5.000 pesetas, fue comisionado para adquirir en el extranjero los materiales que no encontraba en España, aparatos ópticos en París, accesorios y torpedos en Berlín, acumuladores en Bruselas, los aceros, motores eléctricos, hélices y tubos lanzatorpedos en Londres.

 

Pese a grandes desencuentros con los mandos y jerarquía naval y gracias al apoyo e intercesión de la Reina Regente María Cristina, finalmente las obras del torpedero submarino Peral comenzaron en el arsenal de la Carraca Cádiz, el 23 de octubre de 1887 y se botó el 8 de septiembre de 1888. El submarino consistía en una nave de ensayo que pesaba 79 tm. de desplazamiento en superficie y 87 tm. sumergido.

El buque cuya forma era fusiforme, estaba capacitado para navegar a profundidades de hasta 30 metros. Medía 22 m de eslora, 2,76 m de puntal, 2,87 m de manga de manga en su Cuaderna Maestra. La propulsión se obtenía de dos motores eléctricos de 30 caballos cada uno; la energía la suministraban 613 baterías de 50 kilos, las cuales dieron muchos quebraderos de cabeza al Inventor. Incorporaba además un tubo lanzatorpedos, tres torpedos del tipo Schwarzkopff, periscopio, un sofisticado "aparato de profundidades", que permitía al submarino navegar en inmersión a la cota de profundidad deseada por su comandante y mantener el trimado del buque en todo momento, incluso tras el lanzamiento de los torpedos. Y todos los mecanismos necesarios para navegar en inmersión hacia el rumbo prefijado. Permitía una velocidad máxima de 7’7 nudos en superficie y 3’5 nudos sumergido. Tenía una autonomía de 396 millas y propulsión

El casco, cuadernas y mamparas eran de plancha de acero. Se sumergía mediante haciendo uso de la electricidad acumulada en las baterías que suministraban corriente a unas dinamos. Éstas, a su vez, por rotación, hacían girar dos hélices dispuestas en el eje vertical del submarino. Las hélices iban hundiendo la nave hasta que su resistencia era inferior a la presión del agua. Aunque las pruebas definitivas tuvieron gran éxito, el consejo superior de la marina no autorizó la construcción de nuevos submarinos.

 

El coste final del proyecto quedó según el siguiente desglose:

           

Elemento                                  Precio

 

Baterías y acumuladores             75.000 ptas

Tres dínamos                           25.500 ptas

Tres locomóviles                  30.000 ptas

Dos motores de 30 CV             12.000 ptas

Tres motores                              4.500 ptas

Tubo de lanzar torpedos         20.000 ptas

Casco del buque                 7.500 ptas

Jornales y varios             125.000 ptas

Total                                      299.500 ptas

 

Las pruebas oficiales se desarrollaron a lo largo de 1889 y 1890. Conviene resaltar que no se le concedió permiso para efectuar la prueba clave y más elocuente que había solicitado el propio inventor: atravesar sumergido el estrecho de Gibraltar, desde Algeciras hasta Ceuta. A pesar de lo cual, demostró en las pruebas que se verificaron que podía navegar en inmersión a la voluntad de su comandante, con el destino, rumbo y cota predefinidas y en mar abierto. Además, demostró que podía atacar, sin ser visto, a cualquier buque de superficie, tras diferentes e ingeniosas pruebas. La Comisión Técnica nombrada al efecto avaló el éxito de las pruebas del primer submarino de la historia. Sin embargo, oscuros intereses nunca aclarados motivaron que las autoridades del momento desecharan el invento y alentaran una campaña de desprestigio contra el inventor, al cual no le quedó más remedio que solicitar la baja en la Marina e intentar aclarar a la opinión pública la verdad de lo sucedido.

 

 

El  día 4 de mayo de 1895, Isaac Peral se traslada a Berlín para ser operado nuevamente del cáncer cerebral, pero un descuido en las curas le produce una meningitis que acaba finalmente con su vida el día 22 de mayo.

 

El 5 de noviembre de 1891 se licencia del servicio y es operado de cáncer en Madrid, pero se le impide publicar su manifiesto en ningún medio de comunicación. Finalmente, consiguió publicarlo, costeándoselo de su bolsillo, en el periódico satírico El Matute.

 

Dedicado a la vida civil, consiguió fundar varias empresas con éxito, relacionadas con su especialidad: el aprovechamiento de la energía eléctrica. Ejemplo de estas fue la Compañía Termoeléctrica de Manzanares (Ciudad Real), fundada junto al Marqués de Salinas.

 

El 4 de mayo de 1895, Peral se traslada a Berlín para ser operado de cáncer, pero un descuido en las curas le producen una meningitis que acaba con su vida el 22 de mayo. El 11 de noviembre de 1911, sus restos mortales son trasladados desde el cementerio de La Almudena de Madrid al cementerio de Los Remedios de Cartagena, su ciudad natal.

 

Isaac Peral fue un excelente ingeniero eléctrico que concibió numerosos proyectos e inventos, el acumulador eléctrico, un varadero de torpederos premiado con medalla de oro en la Exposición Universal de Barcelona en 1888, un proyector luminoso y una ametralladora eléctrica. Fue un experto geógrafo y escribió dos libros sobre astronomía. Fundó diversas empresas industriales, una de ellas en Madrid dedicada a la fabricación de acumuladores eléctricos, y montó las veintidós primeras centrales de alumbrado de España.

 

Durante cuarenta años, el submarino de Peral fue pasto del desguace en el isleño Arsenal de la Carraca, hasta que en 1929, el almirante Mateo García de los Reyes, primer comandante del arma submarina española, logró recuperar el casco y remolcarlo a Cartagena, instalándose en 1930 en tierra frente a la Base de Submarinos tras retocarse la obra viva.

El 1 de diciembre de 1965, a petición del Ayuntamiento de Cartagena, pasó a constituirse en monumento popular en la plaza de los Héroes de Cavite.

En el año 2002, tras la remodelación del frente marítimo de la ciudad, fue trasladado a una fuente ubicada en el Paseo Alfonso XII, junto al puerto deportivo.

 

ALGUNAS NOTAS ACERCA DE LA HISITORIA DEL MODELO:

 

En 2013 y con motivo del 125 aniversario del nacimiento del submarino, (1888-2013) de Nuestro insigne Isaac Peral, Nuestro Maestro Relojero Pedro Izquierdo decide realizar una pieza en edición limitada a 125 unidades, conmemorativa de la gesta. Grande!!!

 

DESCRIPCIÓN GENERAL:

 

Se trata de un Diver´s en toda regla, y además “de altos vuelos” con gran legibilidad, bisel para medición de tiempos, cierre extensible del armis para el uso con traje de buceo, corona roscada y sumergible a unos contundentes 2000 metros. Dichas proezas técnicas sólo son alcanzables por grandes piezas relojeras. Ojo, que un reloj con nombre rimbombante que suena a alemán y fabricado en China ponga 1000 m Water Resistant, no quiere decir que los resista ... obviamente nadie lo va a comprobar ... por lo que resulta “barato” ponerlo.

La pieza que nos ocupa, sí hace lo que dice, incluso equipa válvula automática para la salida de gases... Muchas marcas la montan manual a rosca.

Tenemos ante nosotros a una gran pieza ... robusta y contundente, bien diseñada, con detalles elaborados y sabiamente engarzados, que rinde tributo a un pedazo de Historia de España y que ha sido diseñado, desarrollado y ensamblado en Nuestro País. Por mucho menos, es decir, contando sólo con el diseño, algunas marcas de relojes, como ciertos germasian sin ir más lejos, ya les plasman un Made in German ... ahí queda eso...

Este reloj es grande, bueno, bien diseñado, es una Edición Limitada (hay que decirlo sólo a 125 unidades) ... Otras marcas llaman Series Limitadas a Ediciones de 2000 incluso 7000 unidades.

Esos son sólo algunos datos ... pero sigamos...

 

CARACTERÍSTICAS, ESPECIFICACIONES Y DIMENSIONES:

 

Movimiento automático:  Sellita 220-1

Año de aparición del calibre: 1971

Con parada de segundero

Oscilaciones:  28.800 alternancias a la hora.

Movimiento con 26 gemas

Tipo de cuerda: Automático y Remonte Manual. Carga bidireccional.

Reserva de marcha de 38  horas

Precisión: -10 a +10 segundos por día aprox.

Sin decoración y sin ajustar

Resistente al agua 2000 m

Cristal de zafiro y fondo ciego, tapa labrada

Corona roscada

Brazalete de acero con extensión de buceo / Juego de Correas y útiles.

Sumergible 2000 metros

Válvula de helio

Edición Limitada 125 unidades

Antimagnético

Alto: 52,5 mm

Ancho sin corona: 44 mm

Ancho con corona: 49,2 mm

Grosor: 18 mm

Distancia entre asas: 22 mm

Diámetro de la esfera: 31,5 mm

Peso: 233,5 grs

   

LA CAJA:

 

Es grande y alta. Pedro gusta de hacer las cosas a lo grande ... qué duda cabe ...

Sus formas pudieran parecer habituales, pero tras un análisis más detallado constatamos que no lo son: La caja en su totalidad es muy gruesa, es decir otros relojes que muestran la misma caja es mucho más fina o no está cepillada. El guardacorona, es muy pronunciado. Incluso la tapa trasera sobresale y queda enrasada con la carrura.

Todos esos detalles nos revelan que si bien en un primer vistazo la caja guarda formas conocidas ... es completamente original dada la modificación de los elementos que la integran.

 

El conjunto que forma junto con el bisel le da “un empaque” enorme al reloj ... diciendo “aquí estoy yo”

Las asas son muy gruesas, robustas y contundentes ... rematadas en forma cuadrada, lo cual les da un plus al evitar enganches con nada.

El peso del conjunto es considerable.

 

EL BISEL:

 

Si bien puede guardar ciertas reminiscencias con algún bisel de los 70 montado por Certina en sus DS, incluso por algún Seiko, u Oris, éste es nuevo y diferente. Dado que está sobredimensionado. Su grosor es de nada menos que de 5 mm.

No se trata de un bisel de sección triangular como los mencionados, sino de sección trapezoidal, lo que le da volumen al conjunto. (El grueso zafiro para resistir esas presiones hay que alojarlo de algún modo)

Presenta un estriado agradable a la vista que le da un aire industrial, si bien su accionamiento es alto tosco o duro. Cuesta un poco moverlo ... con guantes de buceo de neopreno puede llegar a resultar muy difícil tal operación.

Muestra un “insert” negro con números de grafía fina y moderna en blanco dividido de 10 en 10. Los 15 primeros minutos se marcan en naranja para facilitar su lectura.

Dicho “insert” tengo que recalcar que se enrasa a la perfección en un rebaje en el bisel, y queda precioso, no más alto o más bajo como suele pasar con este tipo de accesorios.

El “dot” o punto luminoso de las 12 está bastante bien resuelto, dado que se contiene en un rebaje en el plástico para evitar dañarlo con facilidad. También luce en la oscuridad y sirve para centrar el reloj en su posición.

 

LA CORONA:

 

La Corona debemos referirnos a ella en mayúsculas. Es de inmejorable agarre y de diseño me atrevería a decir que exquisito. Mide 9 mm de diámetro, casi un centímetro por 5 mm de grosor. Parece una tuerca.

Se nota que la tórica realiza su función porque se muestra dura al accionamiento. Lo cual no lo considero negativo, sino más bien una virtud ... Puedes estar tranquilo que si te la dejas abierta ... no le entrará agua en los baños ...

Su funcionamiento es muy bueno y preciso.

Requiere nada menos que diez vueltas para ser roscada.

Para facilitar el accionamiento se la ha dotado de unas estrías o almenas bien espaciadas que impiden que se resbale.

Está rematada por el logo de la firma. Dos “P” mayúscula contrapuestas cuyo eje central común sirve de “I” siendo las iniciales del maestro Pedro izquierdo.

 

LA ESFERA:

 

Luce un negro mate muy adecuado al tema para evitar reflejos parásitos en la lectura con luz artificial o bien con los reflejos del sol.

Los índices son aplicados, los 4 principales, 13,3,6,9 son con forma trapezoidal mientras que el resto son redondos. Todos con aro o bisel exterior plateado y fondo sobresaliente en naranja. Dicho fondo, como se puede apreciar en alguna foto, da reflejos parásitos en alguna ocasión, (no es cosa sólo de la foto), creando una especie de aro de ángel entre ellos.

Muestra las siguientes leyendas:

Isaac Peral

2000 m

El logo del submarino

Y, una vez más, ausencia de toda referencia al propio Maestro creador ... la humildad te honra Pedro!

Los minutos están resaltados de cinco en cinco con cifras arábigas, el resto con sendas y bien visibles rayas blancas.

A las 6 muestra Swiss Made. Tradición obliga a completar el conjunto.

El lúmen que muestran todos los índices es de color verde.

Hay que señalar que las agujas todas tienen lúmen ... cuando digo todas, me refiero incluso a la trotadora ... Una preciosidad, aparte de un acierto. Para los que nos gusta apreciar el reloj en la oscuridad, ver dicha aguja avanzar es un pequeñito placer. Gracias!

Tengo que decir que el material lumínico es de primerísima calidad, dura toda la noche, sobre todo el de las agujas, permitiendo a primera hora de la mañana seguir leyendo la hora perfectamente y sin esfuerzo alguno.

La esfera, sin ningún género de dudas, la podíamos calificar como de “alto contraste” ... la única leyenda que le falta seria, bajo el 2000 M ... un sendo “PROFESIONAL”.

 

LAS AGUJAS:

 

Volvemos a la hermosura en el tamaño!!!  Son muy grandes y anchas con forma diamantada la horaria y la minutera. Recuerdan a los relojes de piloto, si bien se han usado desde los 70 en divers. Muestran un borde naranja a juego con los índices y el interior blanco. Le dan un toque clásico al conjunto. La base de las mismas es negro mate .. lo que le da un cierto aspecto de nuevo relacionado con la aviación , en este caso con los relojes de cabina.

La trotadora tiene forma de aguja con un pequeño contrapeso, y también muestra la zona central pintada de negro mate, la central blanca y el extremo naranja.

El lúmen que muestran las agujas es de color azul claro.

La minutera marca bien los minutos al sobrepasarlos un milímetro, mientras que la segundera hace lo propio cubriéndolos completamente.

Su movimiento es preciso, claro visible y elegante.

 

EL CRISTAL:

 

Tenemos un grueso zafiro con tratamiento antireflejos que cumple muy bien con su cometido.

El diámetro del cristal es de 33 mm y sobresale por encima del bisel como medio milímetro. Ese detalle genera reflejos parásitos en los índices ... un punto mejorable, aparte de que queda expuestos a los golpes sobre todo con el equipo pesado en buceo con escafandra autónoma.

Se le nota pétreo, y responde al golpeteo de la uña de modo contundente. Sin generar apenas ruido, como si lo hicieras sobre granito. El montaje es compacto y preciso, Pedro se supera en cada pieza.

 

LA MAQUINA:

 

Este reloj monta una Sellita 220-1 que late a 28.800 Alt. / h con una tolerancia entre +/- 30 segundos / día de desviación.

 

Sellita, compañía suiza independiente fundada en 1950,y especializada en el montaje, (fijaros que dice montaje) de mecanismos de relojería mecánicos y automáticos.

En la web de la marca lo tenéis:

http://www.sellita.ch/index.php?option=com_content&view=article&id=7&lang=en

 

Y aquí un texto adaptado de “a blog to watch” que da algunas referencias interesantes:

http://www.ablogtowatch.com/sellita-movement-makers-a-little-bit-of-china-in-switzerland/

 

Sellita Movement Makers: A Little Bit of China In Switzerland

November 17, 2007 by Ariel Adams

 

Most watches companies do not make their own movements. Quality watch makers buy their movements from mostly ETA, the Swatch Group owner mega movement maker. In 2010 however, ETA will stop selling its movements to outside companies. It will continue to provide movements for it's house brands, of which there are several. ETA is part of the Swatch Group which makes a number of brands as seen in the link. When ETA stops providing movements to out-side brands, they will have to go elsewhere for movements.

 

Sellita is a growing movement maker in Switzerland, but has had a bit of a copycat history. They mostly copied ETA movements. Can they do this? Well, probably, at least in the US. Most ETA movements have been around for a while and in the US Patents last for 20 years only. Because movements are machines, they only intellectual property protection they would have is a patent, and presumably the European patent laws are similar to those of the US. Take the ETA 2824-2 movement, which has been around since the 1970s. Because over 20 years has passed since the, copycats are free to make the movements, the only barrier would be technology. Meaning Sellita and other movement makers would have to have the proper machinery to produce the delicate movement parts. China on the other hand would never even think to check on infringing intellectual property rights before copying something.

 

We can assume that Sellita has such technology because large brands such as Invicta have been buying from them at large for years. It is predicted that Sellita will step in ETA's shoes and start providing movements on a mass scale in the next few years. Right now, Sellita has a reputation for being a bit lower quality, but that will change in the coming years with high production, and consumer demand. We shall wait and see what role Sellita has in the next few years.

 

Centrándonos en el que nos ocupa:

 

El Sellita SW200 es un movimiento automático de Sellita con base en el ETA 2824-2.

 

Variantes: SW 200-1 - Fecha única

SW 220-1 (Basado en ETA 2838) - Día y fecha

SW 240-1 - Día y fecha

SW 260-1 - Fecha

SW 290-1 - Fecha

SW 221-1 - Ni día ni fecha

 

Movimiento mecánico con el rotor de rodamiento de bolas de cuerda automática, segundero contínuo, 26 gemas y reserva de marcha de 38 horas.

Al igual que el 2824, el 200 SW está disponible en varias calidades:

Estandard

Especial (Elaboré)

Premium (Top)

Cronómetro

 

 

EL FONDO:

 

Cuenta con 12 orificios para el agarre de las 12 mordazas que Pedro ha diseñado para su apriete. Le dan un toque de cierre de escotilla encantador.

La tapa de acero se la nota robusta como ninguna que hayas visto. Presenta 3 bordes o resaltes. Las leyendas que encontramos son:

Diseñado en España

PI-069/125

125 Aniversario Isaac Peral

Pedro Izquierdo

El logo de la marca de la rueda de escape y el áncora

Edición limitada

El famoso submarino que mira a la izquierda ... ¿será casualidad? ...

Todo el fondo recuerda a una moneda conmemorativa de la Real Fábrica de Moneda y Timbre. El resultado final es muy bonito, sobrio, elegante, conciso a la vez que original.

 

LA CORREA:

 

Tendríamos que decir ... Las correas... dado que se ofrecen en el kit nada menos que cuatro correas. Las dos de goma negra y naranja con ardillón en acero cepillado con el logo del submarino, la tipo NATO y el armis o brazalete oyster de acero cepillado.

La distancia entre asas es de 22 mm lo cual le da un amplio juego de posibles candidatas para “jugar” a tunearlo un poco, dado que en la actualidad es la medida más extendida.

Me parece correcto, los 24 mm le hubieran dado unas dimensiones mucho mayores al conjunto, aparte de peso innecesarios ... perfecto!

Centrémonos en el armis de acero.

Lo primero que salta a la vista es que es un buen brazalete. Robusto, atemporal y bien resuelto.

Los end-links son macizos ... me encanta ese detalle en un reloj... aporta seguridad y buen hacer. Están cepillados por ambas caras, aunque el interior es algo más tosco. No importa, incluso lógico para el agarre, en cualquier caso, ya se irá puliendo por dentro del roce.

Los remaches del armis original están perfectamente elaborados, se muestran al tacto duros y fiables, sin holguras.

 

El cierre vuelve a ser contundente y preciso. Recuerdo el del Breitling Seawolf ... y este es mucho mejor, incluyendo la extensión retráctil para el uso con traje de buceo. Los clic para su cierre suenan rotundos, fiables y duros.

Perdonad que insista en el cierre extensible ... es una gozada verlo trabajar. Es un referente en precisión, ajuste, suavidad y comodidad. Me encanta... una grata sorpresa, detalle aunque apenas se use, pero que gusta tener ahí sobre todo en cualquier Diver´s que se precie.

La chapa del cierre, una vez más es mejor que el del Breitling al ser más gruesa y de mejor factura ... parece mentira ... pagando más del doble por él ... (montando la misma maquina dicho sea de paso además).

Los eslabones destinados al ajuste se desmontan mediante tornillos de accionamiento preciso. Ahora bien, es una pena que el resto estén montados en fábrica mediante pasadores a presión. Éstos para un trato duro a largo plazo no son tan resistentes como los pasadores atornillados. En este caso el Breitling los lleva todos así, lo cual es un punto a su favor en este caso.

El engarce entre los end-links y la caja es simplemente perfecto. Sin holguras parásitas ni oscilaciones ... un trabajo perfecto de ajuste.

 

LA PRESENTACIÓN DEL RELOJ:

 

Sencillamente perfecta ... tres correas, dos de caucho, (naranja y negra) y una tipo NATO color naranja, documentación en un pequeño “tarjetero” de cuero que incluye el Certificado de Edición Limitada, La Tarjeta de Garantía, (Ambas de plástico tipo tarjetas de crédito) y otra tarjeta de plástico perfectamente identificada con el logo del submarino con un USB extraíble con las instrucciones de uso y una presentación de Power Point alegórica a la Hazaña del Insigne Militar Español.

Así mismo se incluye un útil de aluminio en forma de lápiz con dos roscas a los extremos que ocultan por un lado un destornillador y por otro el extractor de pasadores para desmontar las correas.

Con todo, por si fuera poco, se presenta en un precioso y robusto estuche maletín, a la vez coqueto, a la vez profesional de resina azul y hermético, con los compartimentos para todo el set. Genial!.

 

DEFECTOS Y POSIBLES FALLOS:

 

El reloj luce precioso, grande, hermoso, vistoso, contundente, rotundo, ahora bien, puestos a ponernos puntillosos os cuento.

 

Apenas es mencionable que el fondo no queda centrado en su roscado final, la corona, cosa difícil que no encuentro en ningún otro reloj hasta el momento, en cambio sí.

Las agujas tienen un estilo demasiado marcado de piloto.

La esfera con sus índices, luce un diseño en la actualidad ya visto, y al ser muy llamativo, puede llegar a cansar.

El cristal sobresale del bisel y eso para la práctica del buceo es bastante peligroso.

El bisel plástico pudiera dar cierta sensación de aparentar ser “delicado”.

El giro del bisel es algo durote, si bien muy seguro para su uso.

El brazalete muestra un patrón de eslabones muy común en la actualidad, aunque atemporal.

El lúmen de los índices es verde, mientras que el de las agujas luce en azul, y a dicha combinación hay que acostumbrarse, dado que no es muy común presentar dos tipos de lúmen en la esfera.

No viene ajustado el calibre en precisión.

El borde plateado de los índices genera reflejos parásitos.

 

No es apto para muñecas endebles o poco acostumbradas porque te va a molestar el constante cimbreo.

Obviamente para mí el que no tenga datario, es el principal hándicap de este reloj.

Repito, todo lo anterior, no los considero “fallos” sino sólo cuestión de gustos y diseños.

 

VERSIONES

 

Las versiones las encontramos en el cambio de correa ... de momento ... seguiremos informando ...

 

IMPRESIONES Y CONCLUSIÓN

 

El reloj es encantador ... una gran pieza en todos los sentidos, un Reloj con mayúsculas.

Buenos materiales, buena presentación, buena máquina, buen diseño ... hecho en España ... como dije con el PleAmar ... ¿se puede perdir más?

El reloj anuncia calidad por los cuatro costados, habla del que lo porta, tanto en gusto por el mar como por gusto por la excelencia horológica.

Es un reloj exclusivo, difícil de conseguir, grande, bueno y bonito. El precio, sin ser barato ... está bastante contenido.

 

El llevar un reloj Edición Limitada, es un placer, el que ésta sea una edición con escasa tirada de ejemplares ... más aún, pero si resulta que es un reloj artesano y encima español, creo que puede ser uno de los cúlmen para todo amante o entusiasta de los relojes de pulsera.

 

Si te gustan los submarinos, el mar, el buceo ... tienes que pillar un Isaac Peral de Pedro Izquierdo, no lo dudes !!!!

 

Una vez más el Maestro de relojeros Pedro Izquierdo se supera con una gran pieza que puede competir de tú a tú CON CUALQUIER reloj de buceo del mercado.... y salir airoso además.

 

Resumirlo en una palabra? FANTÁSTICO!!!!!!

 

GRACIAS PEDRO POR HACERNOS UN POQUITO MÁS FELICES A CADA MINUTO DE NUESTRA VIDA ... ESO NO TIENE PRECIO.

 

Todo el texto anterior expresa únicamente mis impresiones con respecto a esta pieza. Seguro que muchas son matizables y otras puede que estén equivocadas.

Por favor, nadie se me soliviante si no le cuadra lo que digo. No es mi intención sentar cátedra. Tengan en cuenta que uno peina canas ya :-)... por lo que si no están de acuerdo con algo, si os parece lo exponemos y entablamos un debate.:-)

Este review está hecho con la finalidad de que tanto yo al elaborarlo y releerlo como vosotros al leerlo y comentarlo, pasemos un buen rato, espero sinceramente que os haya gustado. Yo he disfrutado mucho al hacerlo (le he dedicado mucho tiempo) y ahora al compartirlo con vosotros.

Gracias por leer hasta aquí!

Saludos cordiales a todos! :-)